La cuenta de Omer

¿Qué es el Omer?

En los días del Templo Sagrado, el pueblo judío traía una ofrenda de cebada en el segundo día de Pésaj (Levítico 23:10). Esto era llamado el Omer (literalmente: gavilla), y en términos prácticos esto permitía el consumo de los granos recién cosechados.

Comenzando en el segundo día de Pésaj, la Torá (Levítico 23:15) dice que es una mitzvá contar el Omer todos los días –durante los 49 días que llevan a Shavuot. Este es un importante período de crecimiento e introspección, en preparación para la festividad de Shavuot, que llega 49 días después.

Shavuot es el día en el que el pueblo judío estuvo parado en el monte Sinai para recibir la Torá, y como tal, requirió un período de preparación de siete semanas.

Los comentaristas dicen que fuimos liberados de Egipto solo para recibir la Torá y cumplirla. Por esto se nos ordenó contar desde el segundo día de Pésaj hasta el día en que la Torá fue entregada –para mostrar lo mucho que deseamos la Torá.

¿Cómo contar el Omer? El Omer es contado todas las noches después del anochecer (unos 30 minutos después del ocaso), que es el comienzo del día judío (en la sinagoga se cuenta cerca del final del servicio de Maariv). Si una persona olvidó contar el Omer una noche, deberá contarlo al día siguiente durante el día, pero sin una bendición.

Para contar el Omer adecuadamente, debes decir tanto el número de días como el de semanas. Por ejemplo:

Desde el día 1 al 6 solo decimos el número de días. Por ejemplo: “Hoy son cuatro días del Omer”. En días que son semanas completas –es decir 7, 14, 21— decimos como sigue: “Hoy son veintiún días, que son tres semanas del Omer”.

En todos los otros días decimos, por ejemplo: “Hoy son 33 días, que son cuatro semanas y cinco días del Omer”. (Dado que debes recitar la bendición antes de contar, no menciones la cuenta de esa noche de antemano).

Antes de contar, párate y di la siguiente bendición: “Barujatá Adonay, Eloheinu Mélejhaolam, Asherki deshanube mitzvot av vetzivanu al sefirat haomer” (Bendito eres Tú, D-os, Rey del universo, Quien nos santificó con Sus mandamientos, y nos ordenó con relación a la cuenta del Omer).

El Omer puede ser contado con una bendición solo si se cumplen estas dos condiciones:

1) Estás contando el Omer durante la noche.

2) Hasta ahora no has perdido la cuenta de ninguno de los días.

Esto significa que, si una persona no dijo el Omer por todo un día y no contó hasta la noche siguiente, deberá continuar la cuenta en los días siguientes, pero sin la bendición.

¿Por qué no puedes continuar contando con una bendición si pierdes la cuenta un día? La razón es porque con respecto al Omer, la Torá escribe: “Siete semanas, deberán ser completas” (Levítico 23:15). Entonces, de acuerdo con muchas autoridades, si uno no contó un día, el período de siete semanas ya no puede ser considerado completo.

Restricciones durante el Omer

El Talmud nos dice que Rabí Akiva tuvo 24,000 estudiantes que murieron trágicamente durante el período del Omer, porque no se trataban entre ellos con suficiente respeto. Por lo tanto, durante los 33 días desde Pésaj hasta Lag Baomer, observamos estas señales de duelo:

1) No hay bodas.

2) No se escucha música instrumental, ya sea en vivo o grabada.

3) No se corta el pelo ni se afeita, a menos que sea por propósitos de negocios.

[Nota: de acuerdo con algunas costumbres, el período de duelo de 33 días comienza unas pocas semanas después, en el primero del mes de iyar, y termina el día tres de siván].

48 caminos

Cada día del Omer está relacionado a un nivel diferente de las sefirot cabalísticas, que son las emanaciones por medio de las cuales D-os interactúa con el mundo. Cada una de las siete semanas está asociada a una de las siete sefirot, y cada día dentro de cada una de las siete semanas también está asociado a una de esas mismas siete sefirot – creando así 49 permutaciones. En cada día durante el Omer nos enfocamos en un aspecto diferente de las sefirot, con la esperanza de alcanzar una mejora espiritual en esa área específica.

Específicamente, dado que los estudiantes de Rabí Akiva mostraron una carencia al no brindarse el respeto adecuado, durante el Omer buscamos la mejor manera de tratar a nuestra familia, amigos, y conocidos, para que podamos hacer un tikun (es decir, una corrección espiritual) de los errores del pasado.

El Talmud (Avot 6:5) dice que la “Torá es adquirida por medio de 48 caminos”. Por lo tanto, muchos tienen la costumbre de prepararse para recibir la Torá estudiando los 48 caminos.

//Rav Shraga Simmons

Read Next

Reflexiones de Pesaj