Querido Macabi, gracias por todo

Cada sábado es de Macabi

Querido Macabi, después de ocho años de pertenecer a esta gran familia me despido con el corazón lleno y muy agradecida por todo lo que me diste. A pesar de estar triste de irme de la tnuá, me encuentro sumamente satisfecha y feliz por haber estado tantos años junto a ti.

Te agradezco por ponerme enfrente a las personas que se convertirían en mis mejores amigos para siempre. Queridos Dani, Andrea, Marion, Taly, Ariela, Danielita, Bif, Aro, Nic, Vivi, Dalma, Eva, Greenspun, Dan, Serur, Nat y Moy: mis hermanos macabeos para siempre. Gracias por enseñarme el valor de una verdadera amistad y transmitirme su pasión por el movimiento cada uno a su manera.

Macabi, te agradezco por todas las enseñanzas y herramientas que dejaste en mí. Por presentarme a los líderes más inteligentes y capaces que he visto en mi vida. Estar en la roshiut fue una experiencia llena de retos, pero, sin duda, fue increíble participar activamente en el Comité Ejecutivo del CDI, en donde todos siempre nos recibían con brazos abiertos. Un agradecimiento especial a la C.P. Mónica Kibrit, Presidenta, y al C.P. Daniel Wulfovich, Vicepresidente, respectivamente del Comité Ejecutivo, por apoyarnos durante estos años de voluntarios.

Macabi, también te agradezco la formación que dejaste en mí. Te agradezco profundamente el amor que me enseñaste a tener hacia Eretz Israel, México y al judaísmo en general. Ser una líder judía ejemplar lo aprendí en tus peulot, tus capacitaciones y tus mifkadim.

Tengo tantas cosas que agradecerte, pero principalmente te agradezco por ser el espacio en el que una persona puede ser ella misma sin que la juzguen, el lugar en donde las risas nunca se acaban y en donde la mística es algo que muy pocos tienen la fortuna de entender. Macabi, te llevo en mi corazón por siempre y hoy solo me queda decir: gracias, gracias, gracias.

Yael Waisser
Macabi Hatzair México

Read Previous

Macabi Hatzair México

Read Next

Festival Habima de Teatro: Teatro corto