Reflexiones de Pesaj

// Asociación Maayán Hajaim

Pésaj es el nombre hebreo que recibe la Pascua judía. Siguiendo el calendario lunisolar del judaísmo, la celebración del Pésaj empieza a mediados del mes de nisán, primer mes del año, y dura entre siete y ocho días, según el lugar donde se celebra.

El Rabino Fishel Szlajen correlaciona las cuatro copas de vino durante la cena de Pésaj con expresiones literarias:

  • “yo sacaré a Uds.…;
  • los salvaré…,
  • los redimiré…,
  • los tomaré como pueblo para Mí (Éxodo 6: -7)”,

y considera que “la liberación no se reduce a la salvación de la esclavitud física del pueblo de Israel, sino a una Ley que los libre del dominio de otros, junto al de sí mismos”.

En sí, la libertad no es un medio sino un fin, es convertir la salvación en redención, hecho que demanda la participación de todos y de cada uno, distinguiendo así la libertad como autonomía o conducta personal no condicionada por otros y sometido a sí mismo, a sus deseos y a su inteligencia.

Con ello, la salida de Egipto es no solo el haber recibido la Torá y sus preceptos, sino el aceptar dicha libertad que libera de la esclavitud, tanto física, psíquica o racional.

Más en esta próxima celebración de Pésaj, nos volveremos a librar de aquellas conductas que internamente sabemos que no son correctas o adecuadas. Al igual que Pésaj, 15 de nisán, Maayán Hajaim tiene como objetivo primordial: abrir los labios de quienes lo requieran con profesionalismo, respeto y más.

En cada uno de los Pésaj vividos volvemos a liberarnos y hoy ¿anhelas liberarte?

¡Háblanos, ya no estás solo! Línea con expertos las 24 horas de la semana al teléfono: 55 5292 5131.

Reflexiones de Pesaj

Read Previous

La cuenta de Omer

Read Next

Transportes a la extinción

Leave a Reply