Retos de la Educación en México en el 2022

Después de la pandemia que se vivió en todo el mundo, se generó una crisis económica, social y de salud. La educación mundial también fue afectada, y los alumnos como los maestros se encontraron frente a nuevos retos.

El Instituto de Estadística de la organización de las naciones Unidas para la Educación (UNESCO), menciona que 73.8 por ciento de la población estudiantil mundial se vio afectada. Asimismo, el 50 por ciento de los alumnos no contaban con algún aparato electrónico y no tenían conexión a internet.

Una vez que los alumnos regresaron de forma presencial o hibrida a los colegios, los alumnos y maestros una vez más se encontraron frente a nuevos retos, los cuales hasta este momento no se han resuelto.

Es importante mencionar que el más grande desafío es el tema de salud mental, muchos alumnos y/o maestros se vieron afectados, ya sea por la pérdida de algún ser querido, miedo al contagio (antes de las vacunas), pérdida de trabajo, familias que no se pueden ver durante muchos meses, lo que originó angustia, depresión y ansiedad.

Ante esta nueva situación, debemos cuestionarnos ¿cómo hacer frente a los nuevos retos en materia de educación en el 2022?

Independientemente que los alumnos han regresado de forma presencial, lo cual ha ayudado a fortalecer la sociabilización y la contención emocional de los alumnos, debemos proponer estrategias para un adecuado acompañamiento, tanto en la cuestión emocional como académica.

Debemos entender y aceptar que los alumnos tienen brechas académicas las cuales debemos minimizar, pero por el otro lado,

aprendieron a utilizar distintas plataformas, así como a estudiar de forma distinta, adquirieron nuevas estrategias y habilidades, podemos decir que no todo fue malo, y que las escuelas hicieron lo posible para que sus alumnos siguieran teniendo su ‘rutina’ para continuar aprendiendo.

Todo lo aprendido en la pandemia, se debe utilizar para que las clases sean más interactivas, promover un aprendizaje más independiente, incentivar la creatividad y la investigación, proponer actividades retadoras, y generar en los alumnos la toma de decisión y resolución de conflictos.

Todavía a nivel nacional tenemos mucho trabajo que realizar, pero no es imposible. Se debe fortalecer el conocimiento de los alumnos, e incentivarlos a querer aprender cada día algo más.

De la misma manera, es momento de comprender que como padres de familia nuestro rol ha cambiado, y debemos ser parte de proceso de aprendizaje de nuestros hijos. No podemos ser pasivos y poco entusiastas en el tema de educación y, mucho menos en el tema de salud mental. Ahora es cuando debemos estar más cerca de nuestros hijos y generar en conjunto nuevas estrategias para su bienestar.

Es momento de aprender de lo vivido y elevar el nivel educativo a nivel nacional, si logramos esto, habrá mejores oportunidades de empleo y podremos disminuir la pobreza.

La educación es un tema que nos debe de interesar e importar a todos, y ojalá que, de hoy en adelante, hagamos nuevas estrategias y trabajemos en conjunto con los colegios.

ADI TZABAN
Psicóloga, coach, y terapeuta cognitivo – conductual

Read Previous

El 66 por ciento de la población tiene al menos una dosis

Read Next

El consumo de arándanos reduce el riesgo de demencia